Saltar al contenido
Retrospain

Elon Musk, fundador de Tesla y su pasado como desarrollador de videojuegos

elon-musk-videojuegos

Uno de los personajes con nombre propio en la sociedad actual es el fundador de Tesla y Space X, Elon Musk. Cuando oímos su nombre lo primero que se nos puede venir a la cabeza son los famosos coches Tesla o los satélites de SpaceX, además de otras ingeniosas curiosidades como que fue el ingeniero que estuvo detrás del método de pago por internet PayPal.

Pero si hoy queremos hablar de Elon Musk en nuestro blog dedicado al mundo de los videojuegos es precisamente para repasar la carrera olvidada que tuvo el actual multimillonario CEO de Tesla en el desarrollo de videojuegos. Musk estuvo trabajando en la década de los 90 en la desarrolladora de videojuegos Rocket Science Games, la cual se dedicaba a publicar títulos en PC y consolas.

En algunos de los títulos donde podemos encontrar su nombre en los créditos serían Cadillacs & Dinosaurs: The Second Cataclysm, Rocket Jockey o Loadtar: The Legend of Tully Bodine, entre otros. Pero su relación con el mundo de los videojuegos se inicia en la infancia, ya que con apenas 12 años llegó a programar y diseñar Blastar, un pequeño videojuego shooter que llegó incluso a ser publicado en una revista de tecnología de Sudáfrica. Gracias a esta venta consiguió ganar 500 dólares, dinero que invirtió en comprarse un nuevo ordenador, cómics y una edición de “Dungeons and Dragons”.

El sueño de la infancia de Elon Musk era convertirse en programador de videojuegos y, en gran parte lo consiguió, ya que Blastar se convirtió en un videojuego que bien se parecía a “Alien Invaders” donde el principal objetivo del juego era eliminar a los enemigos antes de que nos mataran. No fue hasta que cumplió 23 años de edad y tras llegar a Silicon Valley cuando comenzara a trabajar en la productora Rocket Science Games donde se encargó de escribir código básico o programar drivers que permitieran controlar los juegos desde diferentes mandos.

Tras dos años en la empresa, Musk decidió poner fin a su periplo por el mundo de los videojuegos y a centrarse en Internet, la energía renovable o los proyectos espaciales. De esta manera se convertiría en todo un referente en el mundo de los coches eléctricos.

Lo curioso de la historia de Elon Musk es que pasó de diseñar videojuegos de naves espaciales a construirlas en la vida real. Increíble historia.

 

Leer ahora  Los 10 personajes más feos de todos los videojuegos

¡Recibe nuestras noticias en Messenger!